Biografía

feb 13, 2017

En este claustro, durante los primeros años compartía el patinaje con la práctica del ajedrez y clases de piano.

En 1998, con 11 años, fue invitada a un torneo nacional de Estados Unidos, y lo ganó derrotando a Jessica Smith, campeona del mundo, por lo que la principal revista de patinaje en este país la colocó en la portada con el titular: “Oh Cecilia”.

En el 2000, siendo una deportista pre-juvenil, es convocada a la selección Colombia al mundial de Barrancabermeja, convirtiéndose en la primera deportista de esta categoría que representa al país en patinaje por ser un gran talento y colocar tiempos de mayores.

Con solo 13 años, en este Mundial, se convierte en la más joven del evento, y allí gana 4 títulos del mundo y dos subtítulos, además, impone récord mundial en 500 metros ruta con un registro de 44.78, el cual permaneció vigente por 5 años.

En Barranca también fue descalificada en la primera prueba que iba a disputar, los 300 metros contra reloj, ya que siendo la primera corredora en competir, el delegado de Colombia no llevó los números de los deportistas a la pista y no pudo participar, para posteriormente, ganar 4 títulos mundiales en forma consecutiva, 500 pista, 1000 pista, 500 ruta con récord y relevos.

Luego del Mundial de Barranca, intervino en los torneos orbitales de Francia, Bélgica, Italia, Venezuela y Corea del Sur, donde logró 23 títulos mundiales.

Posteriormente dio el salto a competir en la Copa Mundo de Maratones y se adjudicó los títulos de 2008 y 2009, imponiéndose en 9 de las 13 válidas el primer año y en 10 de la segunda temporada.

Nacida el 10 de octubre de 1986, sus padres son Eugenio Baena Calvo y Ruth Guzmán de Baena (fallecida), quienes la apoyaron para iniciarse en el deporte en el colegio Enseñanza Precoz Nuevo Mundo cuando tenía 3 años de edad

 En su recorrido por las calles del mundo ha ganado 3 veces la maratón más prestigiosa del patinaje: La Carrera de Berlín.

“La Chechy”, como la ‘bautizó’ el narrador “Lucho” Escobar, admira en el ámbito deportivo al ciclista norteamericano Lance Armstrong; y en su vida diaria le gusta leer, ir a cine, escuchar música; y entre sus principales platos se destaca el “mote de queso”.

Un día de “la Chechy” se inicia a las 5 de la mañana con 50 o 100 kilómetros de bicicleta, de acuerdo el programa técnico, a las 11 de la mañana realiza una hora de pesas y de 6 a 9 de la noche entrenamiento sobre patines.

Los técnicos en su carrera han sido Elías del Valle y Juan Carlos Baena (su hermano).

Una de las mayores frustraciones de su carrera ha sido que el patinaje no sea un deporte olímpico.

La otra fue en 2001, cuando Bob Marning, entrenador de la selección olímpica de hielo de Estados Unidos la vio practicar en Miami y la invitó a probarse en esta especialidad, con la advertencia:  “en 6 meses te haré campeona olímpica sobre hielo”. En su momento descartó esa opción y hoy se arrepiente. Es una de las MUJERES  colombianas más talentosas en el patinaje y ha dejado muy en alto el nombre del país en diferentes certámenes.

La Chechy Baena es una de esas pocas deportistas colombianas que puede contar, a boca llena, que ha ganado medallas en tres mundiales consecutivos. Y no cualquier tipo de medallas: casi todas de oro.

Culmino sus estudios de Administración Deportiva en la Fundación Universitaria del Area Andina  

Actualmente cursa  VI semestre de Comunicación social en la Universidad de  Cartagena  y VII semestre de Administración de Empresas en la Fundación Universitaria  del Area Andina.

Otros contenidos

Desarrollado por